De unos años a esta parte asisto cada año a un evento de crecimiento personal muy bien llamado “Cita con el Destino”. Es un evento de Tony Robbins, una autoridad mundial del coaching de vida y la psicología del liderazgo.

Después de acudir al evento como participante en 2012, me formé como senior leader de su organización para ayudar a miles de personas de diferentes países, edades, creencias… a tomar las riendas de su vida y llevarla a otro nivel.

Siempre es uno de los momentos más bonitos y satisfactorios de mi año y por eso lo hago.

 

A través del coaching, ayudamos a crear la felicidad, la alegría, el amor, la pasión, el éxito y la satisfacción que desean y merecen las personas   

 

Si no lo has visto, te recomiendo su documental “I’m not your Guru”, lo puedes encontrar subtitulado en Netflix. Está filmado durante uno de esos eventos, ¡y lo sé porque estaba allí!

En él miles de personas deciden aprender y evolucionar para poder dejar atrás aquello que no les satisface de su vida y atreverse a perseguir sus sueños.

Y, ¿cómo lo hacen?

Aprenden a entender cómo funcionamos las personas “por dentro” para poder mejorar en sus estados emocionales, en sus carreras, en sus negocios, en su economía… pero, sobre todo, en sus relaciones con los demás y, en especial, con la pareja.

 

Las relaciones amorosas extraordinarias requieren de aprendizaje

 

Las relaciones, y en especial, las relaciones de pareja son uno de los aspectos más importantes en la vida de las personas, sin lugar a dudas.

Son verdaderamente una gran fuente de placer y felicidad.

La necesidad de compartir con un compañero o compañera de vida está profundamente arraigada en el ser humano: forma parte de nuestro ‘diseño’.

Aún así, no siempre es un camino de rosas; también hay espinas.

Mi experiencia personal y profesional me confirma que, precisamente, son los obstáculos y las dificultades los que muchas veces hacen realmente valiosas las relaciones amorosas.

 

Las personas estamos llenas de matices y el amor es un campo complejo y lleno de sutilezas y, por ello, no siempre es fácil sentirse dichoso en una relación de pareja

 

¿Conoces a alguien a quién no le haga feliz tener una relación rica y profunda? ¿Que no se sienta orgulloso, en especial, si ha superado dificultades?

Para disfrutar de un amor extraordinario, es necesario aprender, corregir, abrirse a nuevas maneras de conocerse y conocer.

Como explico en mi ebook Mapa de ruta para el amor, hay todo un compendio de referentes, creencias y experiencias que forman nuestra particular visión y expectativas del amor y la pareja, y son diferentes para cada persona.

A veces es necesario desaprender.

O reconocer nuestras heridas y sanarlas para que cierren, y podamos así acceder a ese amor que tanto deseamos.

O entender las necesidades profundas de la persona que amamos y no solo respetarlas, sino honrarlas.

En cualquier caso, podría nombrar dos aspectos principales que nos afectan a casi todos.

 

Nuestras proyecciones y puntos ciegos son dos de las barreras más comunes para disfrutar de un amor extraordinario

Nuestras proyecciones

Mucho más a menudo de lo que creemos, seguimos pensando como si los demás tuvieran o debieran tener una visión y expectativa del amor similar a la nuestra y eso es precisamente lo que nos dificulta vivir ese amor extraordinario.

 

Nuestros puntos ciegos

No vemos lo que no vemos. Y, por ello, seguimos encerrados en situaciones y comportamientos sin darnos cuenta o sin saber cómo avanzar.

¿Cómo superar esas barreras?

La ayuda externa es, muchas veces, esencial para crecer en el amor más allá de nuestros puntos ciegos.

 

Aprender del otro y con el otro

 

Aunque el crecimiento es siempre individual, trabajar en grupo es muy a menudo una fuente de riqueza.

Un seminario en grupo es un fantástico lugar de aprendizaje.

Allí se recibe conocimiento, se viven experiencias pero, sobre todo, se comparte.

Además, darnos cuenta de que no somos únicos en lo que sentimos nos ayuda.

Ver nuevas perspectivas, también.

 

Aprender junto a otros es una forma valiosa de abordar tus deseos de mejora

 

¿Te gustaría probar esa experiencia?

Si quieres mejorar en el amor y en las relaciones apúntate a mi nuevo curso Aprendiendo a amar, un ciclo de 12 sesiones que te permitirán aprender a crear relaciones ricas, profundas y apasionadas.

Un espacio donde descubrir poderosas herramientas aplicables, semana a semana.

Un momento para plantear tus dudas y dificultades, y poder encontrar respuestas.

Si no lo has probado antes, ¡el aprendizaje en grupo te sorprenderá!

Este curso está pensado para ti si estás en una relación y quieres mejorar algún aspecto, o si en este momento no estás en pareja, y deseas abrirte de nuevo al amor en pareja.

Aprendiendo a amar se iniciará en breve en Tenerife.

Las plazas son limitadas, así que si quieres empezar el año con buenos propósitos, contacta conmigo y te cuento en detalle.

Si prefieres trabajar en sesiones individuales, presenciales o por Skype, concierta una consulta gratuita. Podemos hablar de ti y de aquello que te gustaría mejorar.

Gracias por tu confianza

 

Ana Fernández

Coach de intervención estratégica
unamorextraordinario.com
hola@unamorextraordinario.com
+34 609577881

¡Síguenos en las redes!

         

|

SUSCRÍBETE

¿Quieres gratis el ebook Mapa de ruta para el amor?  

 

Suscríbete y recibe estrategias y herramientas para vivir el amor en pareja.

 

|

SUSCRÍBETE

¿Quieres gratis el ebook Mapa de ruta para el amor?

 

Suscríbete y recibe estrategias y herramientas para vivir el amor en pareja.

 

DIAGNOSTICA EL ESTADO DE TU RELACIÓN CON EL TEST DE LOVE RENOVE   ¡SÍ, ¡QUIERO!