La infidelidad en la relación sentimental, tanto si somos los causantes como si somos los que la hemos padecido por parte de nuestra pareja, no es un plato de gusto para nadie.

Afrontarla no es tarea fácil, ni todas las parejas se van a recuperar de ese trance, ni todas tienen que romper por ello. Existe la posibilidad de utilizar esa experiencia para sanar y mejorar la relación. Todo ello dependerá de ambos miembros de la pareja.

Como comentaba en el anterior artículo “Y, ahora… ¿qué hacemos con la infidelidad?» existen diferentes razones que pueden llevar a esa situación pero la pregunta una vez la infidelidad ha quedado al descubierto ahora es ¿cómo se enfrenta y qué posibilidades hay? ¿es la ruptura de la relación la mejor opción?.

 

Por dónde empezar

 

Una vez la infidelidad ha sido revelada los siguientes pasos son imprescindibles para determinar si, al menos, existe el deseo por ambas partes de salvar y continuar la relación de pareja,

 

1.- El miembro engañado necesita tomarse un tiempo para digerir el descubrimiento y recuperar la calma.

Difícilmente va a ser una buena noticia y, dependiendo del tiempo que haya durado, las circunstancias, la forma de averiguarlo y otros factores, el miembro de la pareja que la ha sufrido puede necesitar recuperarse del shock. Ahí la recomendación es buscar apoyo en algún ser querido y tomarse el tiempo suficiente para ello. Si se considera necesario, tomarse un período separado de la pareja dejando de compartir la vivienda común puede ser beneficioso aunque sea durante unos días. Lo importante es no tomar decisiones respecto a la ruptura o continuidad de la relación en caliente.

 

2.- El autor de la aventura debe terminarla y reconocer su conciencia y remordimiento del daño causado al otro.

Esto es imprescindible, sentirlo y expresarlo al otro, aunque no necesariamente implica el arrepentimiento de lo vivido.

 

3.- Ambos deben decidir libremente si desean salvar la relación. Va a ser necesaria mucha comunicación al respecto, un ánimo de comprensión de la situación actual por parte de ambos y  evitar el ataque personal.

 

Si el deseo de ambos es salvar la relación, es necesario que sean conscientes de que va a ser como comenzar una nueva y va a llevar tiempo

 

No es un camino fácil, pero, a cambio, muchas parejas que han superado una infidelidad relatan haber conseguido una comunicación más profunda y honesta entre ambos y haber construido una relación mejor y más satisfactoria.

 

 

Recomendaciones prácticas para la recuperación de la relación amorosa

 

He aquí algunas recomendaciones para poder superar la crisis y restablecer la confianza. Son necesarios la valentía y la paciencia, además del amor, tanto el propio como por el otro.

 

Si eres quien ha cometido la infidelidad:

 

1.- Asume tu total responsabilidad y muestra tu remordimiento sincero. Si no sientes de verdad haber hecho daño a tu pareja y haber traicionado su confianza no es posible que se salve la relación.

2.- Sé transparente y practica la total honestidad pero también sé delicado o delicada a la vez. Ten paciencia. Cuando tu pareja en sus momentos dolorosos haga preguntas sobre detalles sórdidos e íntimos que no aportan para seguir adelante, párate antes de contestar. No te niegues a contestar pero siempre puedes preguntarle en un tono amoroso ¿de verdad quieres saber eso? ¿para qué? ¿te va a ayudar a sentirte mejor?

3.- Sé tolerante con la desconfianza de tu pareja durante un período suficiente. Restablecer la confianza va a llevar tiempo y asumir tu responsabilidad en ello es lo que te corresponde. Aquí las claves son ver progresos y mostrar a tu pareja consistentemente que quieres de verdad estar con ella. Eso es real y funciona, mucho más que jurar y perjurar que jamás va a volver a suceder.

4.- Vigila tu sentimiento de culpabilidad. Una dificultad para superar la culpa puede ser un gran impedimento para restaurar la relación. No te conviertas en víctima, vas a necesitar encontrar la manera de perdonarte a ti mismo/a. Busca ayuda si la necesitas.

 

 

Si eres quien ha sufrido la infidelidad:

 

1.- Recupérate y cuida tu autoestima. Rodéate de gente querida y dedícate tiempo de calidad, haz actividades que te aporten satisfacción y alegría. No permitas que tu sentido de la valía y tu identidad se pierdan por esta crisis ni por ninguna otra. Si sientes ira o tristeza llora o golpea cojines, exprésalas para sacarlas de tu sistema sin dañarte ni dañar al otro, busca apoyo externo cuando lo necesites.

2.- Evita averiguar los detalles sórdidos. Preguntas como ¿es mejor que yo en la cama? O ¿hicistéis esto o esto otro? crearán imágenes en tu mente que no te dejarán dormir y no te aportarán más que amargura, no son necesarios ni buenos para ti. Haz preguntas que te apoyen más a entender a tu pareja y sirvan para vuestra relación. Y hazlas como vía de aprendizaje y descubrimiento ¿cómo te sentías en esa relación?, ¿qué necesitabas que no tenías? ¿qué pudiste expresar o experimentar allí que ya no puedas conmigo?.  Y escucha. Recuerda que la razón de la infidelidad no está necesariamente relacionada contigo. O sí.

 

3.- Evita comportamientos paranoicos y de control obsesivo. Tómate el tiempo necesario para restaurar tu confianza en el otro pero asume un compromiso contigo de poner fecha límite al control, una relación sin confianza no puede prosperar y morirá lentamente. Si deseas salvar tu relación no vayas contra tus propios deseos. Decide dejar de ser una víctima. Busca ayuda si la necesitas.

 

4.- Evita los reproches y sacar los trapos sucios de la infidelidad como arma arrojadiza en los momentos de conflicto. Es destructivo y os dañará a ambos. Encuentra la manera de superar tu resentimiento.

 

Daos cuenta de que detrás de una experiencia difícil se abren nuevas posibilidades en vuestra relación, no es extraño que se establezca una conexión más profunda o que se reavive la pasión. Si habéis apostado por la relación, ¡sacadle el máximo partido!

 

La infidelidad no es una experiencia recomendable para nadie pero puede ser una oportunidad para crear la relación de nuevo de una forma más conectada y satisfactoria

 

¿Y si, a pesar de la intención, no conseguimos superarlo?

 

Superar una infidelidad y restaurar una relación que sea rica y satisfactoria para ambos no es una tarea sencilla y, en la mayoría de los casos, requiere de ayuda profesional. Superar la culpa, la ira, las inseguridades, el resentimiento….  y restaurar la conexión y la confianza pueden requerir en la mayoría de los casos de acompañamiento y nuevas herramientas.

También se puede convertir en un período de autoconocimiento  y aprendizaje que os aporte más que lo que os ha quitado. Muchos casos de parejas fortalecidas tras una crisis de infidelidad lo atestiguan así.

 

¿Qué puedes hacer si tienes dudas o necesitas ayuda?

 

Plantéate buscar la ayuda profesional que te permita aclarar tus dudas, superar tus crisis y mejorar en tu relación si de verdad es la que deseas tener. En este tema en especial, difícilmente vas a encontrar alguien que a título personal pueda entender todos los factores y darte las claves que necesitas para avanzar.

Si quieres contarme tu caso y averiguar cómo te puedo ayudar, concierta una consulta gratuita. Podemos hablar de dónde estás en este aspecto u otro, de dónde quieres estar y de cómo llegar hasta ahí.

 

Gracias por tu confianza,

 

Ana Fernández

Coach de intervención estratégica
unamorextraordinario.com
hola@unamorextraordinario.com
+34 609577881

¡Síguenos en las redes!

         

|

SUSCRÍBETE

¿Quieres gratis el ebook Mapa de ruta para el amor?  

 

Suscríbete y recibe estrategias y herramientas para vivir el amor en pareja.

 

|

SUSCRÍBETE

¿Quieres gratis el ebook Mapa de ruta para el amor?

 

Suscríbete y recibe estrategias y herramientas para vivir el amor en pareja.

 

DIAGNOSTICA EL ESTADO DE TU RELACIÓN CON EL TEST DE LOVE RENOVE   ¡SÍ, ¡QUIERO!